La bombilla desaparece

Después de 127 años en nuestras casas, la bombilla se va poco a poco apagando. Hace poco leía que Australia ha sacado una ley para eliminar completamente el uso de bombillas para una fecha (no recuerdo bien, pero creo que era sobre 2015). Pues bien, ahora varios estados de ese país al que tanto se odia por su poco respeto hacia el medio ambiente, en particular los estados de California, Connecticut, Rhode Island y Carolina del Norte, han emprendido también las medidas oportunas para prohibir el fantástico invento de Edison.

Y es que las bombillas tradicionales (incandescentes), que tanto se han utilizado desde su invención, son muy poco ecológicas, ya que son muy poco eficientes energéticamente. Un porcentaje muy alto del consumo de las bombillas incandescentes, en torno al 90%, se traduce en calor y no en luz, porcentaje que se ve muy reducido en otros tipos de iluminación, como las lámparas fluorescentes.

El principal problema de sustituir a las tradicionales bombillas es que las lámparas alternativas son mucho más caras. Pero al parecer, se amortiza en sólo un año con la factura de la luz. Además, la vida de las lámparas fluorescentes es entre 8 y 10 veces mayor que la de las bombillas incandescentes.

El objetivo de estas medidas es, por supuesto, reducir significativamente el consumo de energía.

~ por geviar en marzo 26, 2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: